El movimiento vegetalista no ha muerto, como muchos ya querrían, solo ha estado ampliando horizontes en otros lares. El caso más destacado ha sido el que ha llevado la militante Lactuca sativa romana a través de la plataforma social Tuenti.

También se creó un evento para solidarizar al pueblo con los desastres del mundo vegetal, como era el caso de las manzanas de las fruterías, cuyas semillas se pierden tras un alto coste energético para crearlas

Las calles volvieron a ser de nuevo objetivo de nuestras campañas de carteles, esta vez con un regalo incluido como ya se advirtió en una entrada antigua de este blog emprendedor y luchador.

Por último reseñar dos carteles de la edición digital que han causado impacto durante estas semanas y que nos advierten de los peligros del mundo vegetariano y aniimalista. No nos podemos fiar de ellos, puesto que su capacidad destructiva resulta mayor que las de todas las empresas madederas y petroleras juntas, como demostraba esta simulación:

Y repetimos, no os fiéis de su apariencia alternativa, pacifista, naturalista y nudista como la que representan en sus manifestaciones callejeras…

Anuncios