Que quede claro que no somos taurinos, pero tampoco este punto es parte de nuestra lucha. Ya existe mucha gente dedicada a ello y esperemos que sus reivindicaciones sean escuchadas. Nuestra tarea por las plantas aún es más colosal y necesitamos más tiempo para poder ejecutarlas. Así pues, vista, suerte y al toro (uy!)

Anuncios